Completa la preparación del pan muerto tradicional de México

Completa la preparación del pan muerto tradicional de México

Pan muerto: El Día de los muertos es sin duda una de las festividades más grandes dentro de México, lo que quiere decir que viene acompañado de grandes tradiciones y entre ellos se encuentra la del pan muerto. Este es uno de los tipos de panes más deliciosos dentro de la gastronomía mexicana y que hoy puedes aprender a cocinar con solo seguir cada uno de los pasos que te mencionaremos.

 

Ingredientes para preparar un rico pan muerto

  • 5 cucharadas grandes de mantequilla sin sal
  • ¼ de taza de leche
  • 2 cucharadas de levadura
  • 1 naranja para usar la piel
  • ¼ de taza de azúcar blanco para la preparación
  • 4 tazas de harina de trigo
  • Harina adicional para espolvorear
  • ½ cucharadita de sal
  • 3 huevos
  • Azúcar adicional para la decoración

Elaboración del pan paso por paso

  1. Es importante que para comenzar la mantequilla no debe estar refrigerada para tenerla cremosa.
  2. Deja que la levadura se remoje con leche, mientras podemos lavar la naranja y rallar su cascara para tener un par de cucharaditas de esta ralladura y la reservamos.
  3. Se mezclará la mantequilla con el azúcar, 2 tazas de la harina y la sal par revolver todo y evitar que queden grupos
  4. Al tener una mezcla homogénea la vamos a dejar reposar
  5. Luego de un tiempo vamos a abrir un hueco en el centro de la masa para verter los huevos, se mezclará todo con fuerza para que queden integrados y añadiremos la ralladura de la naranja que guardamos previamente.
  6. Todo esto se va a mezclar para que quede debidamente integrado y completar unas cuatro tazas con la harina restante. Podemos tomar la medida de media taza para incorporar esa cantidad e ir mezclando y así hasta terminar toda la harina sin grumos
  7. Se añade la leche con la levadura y se vuelve a mezclar todo
  8. Con la masa lista vamos a preparar una mesa de madera limpia o una superficie similar y espolvorearemos harina sobre ella
  9. Colocaremos la masa sobre esta superficie y la seguiremos amasando hasta que no se nos pegue en las manos, si se tiene un amasador eléctrico se puede usar.
  10. Haz una pelota con la masa y deja que repose, guárdala en un recipiente y cúbrela con una tela por al menos una hora. Va a aumentar considerablemente su tamaño, el doble es lo mejor.
  11. Precalienta el horno a unos 18º grados mientras
  12. Bate el huevo restante y úsalo como barniz para los panes
  13. Al estar lista la masa divídela en partes iguales para poder hornearla, cada bola acomódala con espacio para que no se peguen cuando crezca y añade huesos o cruces de masa.
  14. Hornea esto por unos 25 o 30 minutos con supervisión constante
  15. Cuando saques el pan muerto utiliza un pincel para barnizar con el huevo batido y espolvorea azúcar sobre ellos al gusto para dejar enfriar y comer.

 

Comentarios

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*